954 869 180 - 620 667 251 info@afinaingenieria.com

¿Qué es la contratación eléctrica indexada al pool?
La contratación por precios indexados al pool es una forma de contratar en el mercado liberalizado que consiste en pagar por la energía eléctrica consumida un precio variable en función del precio de adquisición de la energía en el mercado mayorista. Este tipo de contratos no es demasiado frecuente debido a la falta de información a los consumidores pero puede suponer grandes ahorros en determinadas condiciones del mercado.

¿En qué consiste exactamente la tarifa indexada al pool?
Un contrato con precios indexados al pool tiene, al igual que el de precios fijos, dos partes:
Término de energía: El precio de la energía se paga en función del consumo y del precio horario de la energía en el pool de OMEL con un incremento comercial de la empresa comercializadora que incluye sus posibles sobrecostes por desvíos. Este incremento es el valor que realmente se negocia con la compañía en el contrato. Además debe incluirse el posible pago a Red Electrica por ajustes entre la demanda y la oferta que, en el caso de los contratos de precios fijos, es asumido por la comercializadora. De esta forma se paga la energía cada hora al precio que en realidad se está vendiendo en el mercado eléctrico más el beneficio del comercializador y el resto de conceptos por ajustes de REE. Es posible acudir al pool como consumidor cualificado, sin mediar con una comercializadora, pero implicaría un conocimiento muy detallado del perfil de consumo, ya que asume plenamente los costes por desvíos que la comercializadora puede incorporar en su volumen de contratación.

De esta forma, se evita pagar durante todo el periodo del contrato, el precio máximo estimado por el mercado de derivados. En las últimas comparativas realizadas del ejercicio 2013 de consumidores en media tensión, tarifa 6.1 con respecto a la tarifa indexada al pool, se han calculado ahorros que alcanzaban el 30 %.